Treinta días de 24/7

“¿Qué es la verdad? Pregunta difícil, pero la he resuelto en lo que a mí concierne
diciendo que es lo que te dice tu voz interior”
Mahatma Gandhi

surrealartworks9

 “El Hombre extraordinario tiene derecho, no oficialmente, 

sino por sí mismo a autorizar a su conciencia a franquear ciertos obstáculos,

en el caso de exigirlo así la realidad de su idea,
que en ocasiones puede ser útil a todo el género humano.
Dostoyevski

surrealartworks11

Alain sabía que el tiempo era una circunstancia más.

Lo peor de haber perdido la libertad era la exasperante monotonía, el reloj suspendido entre pecho y espalda, la lista estática y repugnante de anagramas y dosificaciones ¡La misma desesperante repetición pero al cuadrado de la velocidad de luz! Invariable universo atroz, ordenado y pulcro, timbrado a la perfección en las agendas de médicos y enfermeras ¡Como que si seguir al pie de la letra la monocromática secuencia pudiese evitar un resultado distinto! Si la locura lo había traído hasta ahí salvándolo de la cadena perpetua ¿Cuál era la gracia si al parecer, jamás le darían de alta? Aquello de ser un eterno demente rescataba en él un tipo de sabiduría absoluta pero eso, precisamente, podría ser su perdición…

– Buenos días Sr. Alain. Soy el Dr. Truth, estaba de licencia pero desde hoy, me ocuparé personalmente de usted. ¿Está bien qué le diga así, por su alias? o… ¿Prefiere que lo llame por su nombre?

Como el paciente no respondía, el Psiquiatra Dr. Truth insistió…

– Mis colegas me han informado que durante un mes no ha dicho una sola palabra, tampoco en la terapia… Permanece cuarenta y cinco minutos inmóvil y callado… ¿Cree que ser tan reservado le ayudará?

¿Ayudarme a qué? pensó Alain, el sonido de su silencio era una de las pocas que le pertenecían, su “sí y no”. A ratos se le iba la mente ¡Tanto medicamento no pasa liso ni siquiera en una mente como la suya! Recordó a su amigo Eduardo “menos siempre es más” pero no aquí… 6:00 a.m. la primera píldora, 7:00 baño obligatorio con agua fría para tonificar los músculos, 8:00 emplasto de avena y jugo de toronja, 9:00 comprimido doble regulador del humor, de 10:00 a 10:45 terapia, de 10:45 a 11:45 encierro en la habitación adosado con una gragea negra, 12:00 parche de batatas, carne molida y jugo de toronja, 1:00 p.m. a 3:00 p.m. reclusión en la habitación y  ansiolítico, de 3:00 a 5:00 p.m. encuentro con todos los locos en la sala de juego o el jardín central a tomar algo del sol de la tarde e hipotéticamente practicar Tai chi, aunque lo usual eran mordiscos, escupitajos, empujones, aullidos, patadas, heridas e interminables monólogos surrealistas a pulmón abierto, 6:00 p.m. cena, sopa de pollo, pastel de carne molida y nuevamente, jugo de toronja y luego, desde las 7:30 p.m. arresto domiciliario y cóctel incendiario de barbitúricos unido a explosivo petardo de Haldol. Su mente se desvanecía sin voluntad en los profundos recovecos de ese infierno, caía como una roca desde la punta de Himalaya obligada a garantizarse el sueño profundo con movimiento ocular rápido ¡La dosis era tan alta que bien podría dormir a un elefante adulto o a una ballena azul! En caso de que despertase a media noche o en plena madrugada, hastiado de dormir un sueño obligatorio ¡Jeringa fulminante repleta de barbitúricos de todos los colores! y por supuesto Haldol. ¿Acaso la terapia le eximiría de semejante rutina? Al principio, como su cuerpo no estaba acostumbrado a tomar medicamentos, solía desvelarse y desesperarse a las 2:00 a.m., tanto desajuste circulando por su torrente sanguíneo despertaba en él un alter ego desquiciado, gritón, irremediable… No conseguía detener los aullidos que se le escapaban de la garganta, tan lastimosos y aterradores como si se tratase de un lobo con la cola fracturada a la mitad. A los pocos segundos, llegaban los enfermeros le tomaban la vena, lo inyectaban y se largaban.  Su dignidad saqueada, su voluntad exigua, él, un despojo.

– Sr. Alain ¿Sabe usted que su resistencia a no conversar incidirá en su tratamiento? Quiero decir, su actitud me hace pensar que presenta una depresión mayor, creo que tendré cambiarle el régimen por unos medicamentos más potentes…

¡Más potentes! ¿Será que me inyectarán formol? ¡Es lo que me falta para estar completamente momificado!… Se debatía entre hablar y callar como si de esa incertidumbre dependiera el movimiento de traslación, el ciclo de las estaciones o el día y la noche, felizmente, su mente era más rápida que su boca. Recordó cuando lo atraparon en el aeropuerto delatado por su compañero de trabajo y “cómplice” del escándalo pero como suele suceder, el soplón consigue prebendas, acuerdos con la fiscalía, nueva vida “protección al testigo… Se le acusó de traición a la patria, la opinión pública se dividió, para un grupo era un héroe, lamentablemente, no era la masa que decidía. El juicio fue tan notorio como el de O. J. Simpson, el país entero se detenía para seguir el caso por TV ¡Traidor a la patria! ¡Nadie quería defenderlo! lo veían como un riesgo muy peligroso que mancharía eternamente la carrera de cualquier abogado. Cuando todo parecía estar perdido, su amigo Enrique Cohen suspendió temporalmente el Ph.D. para venirse desde Alemania a responder por su destino. Con gran habilidad consiguió salvarle el pellejo evitando que fuese a prisión a pagar un castigo perecedero solo con la muerte. Hurgó en el pasado deteniéndose en su adolescencia, además, la conformó como el eje central de la defensa ¡Fue un golpe magistral! Claro, seleccionó qué partes resaltar quitándole el polvo al determinados hechos, de esa manera retomó el diagnóstico adormecido de Esquizofrenia juvenil, evitando que lo mandara a la prisión más espeluznante de la nación o lo peor, que aceptaran la solicitud de extradición gestionada por el otro país comprometido en la red de espionaje. Así terminó ahí, en el Instituto de Psiquiatría Extrema en el ala para Psicóticos Peligrosos ¡Ah, inspiró en un gesto inaudible! Se dejó ir un rato desvariando tras las pistas de su ayer ¡Estaba con ellos de nuevo! riendo, gastando bromas, apostando… <<- Vamos a ver cuál de todos nosotros convence al Dr. que acaba de llegar que uno de nosotros tiene una enfermedad mental, al que gane le pagaremos el cine durante un año con cotufas y demás>> ¡Y él lo logró! Viendo alucinaciones que no había, voces inexistentes, levantándose en el aula con ojos desorbitados señalando supuestos engendros rondando el pizarrón, luego, manipulando las terapias a más no poder… Como resultado, diagnostico de Esquizofrenia juvenil, pero ¿Quién no se ha divertido a esa edad? Quince años… ¡Algo tenían que inventar para no morirse del aburrimiento! El siglo XXI nunca llegó a ese colegio, lo más creativo que hicieron fue abrir el curso de “Iniciación en los estudios de computación y programación elemental” Finalmente había encontrado algo apasionante, ilimitado, frenético ¡Lo convirtió en ley de vida! Alcanzó niveles acordes a una mente privilegiada ¿Hacker?  Vocación natural.

– ¿Qué tema interesante, original podríamos debatir? ¡Todos sabemos porque estoy aquí!

– Sr. Alain, aquí no estamos “todos” solo usted y yo, refiérase a usted en primera persona y sí, se han dicho muchas cosas de usted pero personalmente usted no ha dicho ninguna, aquí. Tengo entendido que hoy mismo, es la primera vez que se decide a hablar y en cuanto al tema, el “interesante” será el que usted decida compartir…

– Me encerraron porque dije la verdad, la hice pública. Develar la verdad y sobre todo, evidencias en mano no me convierte en traidor, es un punto muy relativo, además, nada como internar a una persona en un manicomio para desacreditarlo, descalificarlo, funciona. Lo concreto es que he visto demasiadas atrocidades pero ninguna consiguió deshumanizarme ¡Abusos, persecuciones, alianzas secretas! La vida privada es una ficción, en realidad el juego tiene dos pasos, los investigados y la red.

– Usted trabajaba en Inteligencia ¿Qué piensa de haber comentado su trabajo cuándo había firmado confidencialidad absoluta?

– Yo creo, dijo con cansada ironía, que no puede haber confidencialidad cuando la nación engaña a sus ciudadanos, cuando espía a otros países, a empresas, a cualquiera que represente una amenaza, también lo practican para guardar a futuro un as en la manga y utilizarlo como comodín en el momento justo. En realidad cuando comencé a trabajar allí, nunca imaginé que descubriría tantas cosas y que no me las podría guardar. Supongo que conoce el último alboroto del best seller que mantiene en vilo a la opinión pública y privada…

– ¿A qué se refiere específicamente? inquirió el Dr. acucioso y mordaz

– Al espionaje de la NSA y la inteligencia alemana, presuntamente, ambos de acuerdo en cuanto a inspeccionar a los amigos de los amigos, olfateando a funcionarios de alto rango, visitando a la Ciudad de la luz para alumbrarla con bombillos propios, a burócratas austríacos, a la Comisión Europea, en fin ¡Tigres contra tigres! El punto es que unos felinos sabían mientras que otros eran el objeto del conocimiento, la premisa de la investigación ¡Tantos personajes relevantes que sabían qué estaba pasando pero callaron, manipularon declaraciones intentando pasar como víctimas y por detrás, dejaron hacer! ¡Son los mismos que ocultan su poder detrás el dominio de la tecnología! Definitivamente deciden cómo y dónde, cuáles clases miserias viviremos los que no somos, cómo atacar, a dónde y para qué, hay alianzas, circunstancias. Este escándalo será sustituido por uno nuevo del mismo calibre ¿Qué le puedo decir? Personas como yo marcan la diferencia, dan un resplandor a las densas sombras que todo lo investigan a puerta cerrada ¿Dónde está el error? ¿En qué el Spiegel lo hizo público o en la raíz del asunto, meterse en todo y además, aspirar que no se sepa? ¡No se puede tener lo mejor de dos mundos! No cuando personas como yo y otros tantos, existimos y manejamos la información como nos da la gana ¡Nada encriptado! Ninguna información codificada para nosotros. Si, diría que es el momento de temer… Los “Sascha Lobo” los “Snowden” “Assange” vinimos para quedarnos ¡Somos súper héroes! ¿Recuerda a Superman? Casualmente trabajaba en un diario, el Daily Planet de ciudad Metrópolis, era un periodista conocido como Clark Kent, se disfrazaba de hombre para ocultar sus habilidades y apego estricto a la justicia ¿Cuál era el auténtico?  ¡Hemos desarrollando un dimorfismo asombroso! ¿Una virtud entre tantas? La mayoría sorprendemos con nuestro carácter mimético. Lucimos como ellos, pasamos desapercibidos, nativos en puestos claves.

– … entonces usted piensa que está bien ese tipo de comportamiento, así defiende lo qué hizo.

– … si me está preguntando para constatar si estoy consiente en cuanto a diferenciar entre el bien y el mal, sí, me hago cargo de mis conceptos, ahora, puede que resulten distintos a los suyos por ejemplo.

– … y ¿Cómo supone que son los míos?

– ¡Mediocres! Acomodaticios, complacientes y conformistas ¡Usted tiene precio y se lo pagan! ¿Qué opina usted de esta Institución que dirige? ¡Todos pastillas y encierro! y luego esta terapia ¡El remate de la manipulación! La idea es parecer que se intenta sanar cuando la practica indica que el objetivo es pasar veinticuatro horas, domesticando y anulando, venciendo y todavía más…

– ¿Más cómo qué? ¿Qué haría diferente?

– ¡Todo! Para empezar lo pondría preso, luego, me esforzaría en convertir este lugar en un auténtico centro psiquiátrico, con evaluaciones personalizadas profesionales e imparciales, lo de “profesional” en sí debería ser sinónimo de imparcialidad pero aquí es necesario subrayarlo, además qué piensa de dar amor a los pacientes, un trato digno, sensible… ¿Se ha fijado en los ojos de los confinados, se ha detenido en el fondo de sus pupilas? ¡Son zombies! Tanto Haldol ¡Tantas drogas!… ¿No me diga que no nota la falta de expresión en sus rostros, los movimientos raros de su cuerpo, la mirada muerta? ¿Supongo que sabe que la FDA no ha autorizado el uso del haloperidol como tratamiento para la demencia en ancianos?… así como tampoco es la medicación de primer orden y menos en casos leves, los mismos que se recuperarían con interés, psicoterapia y menos medicamentos, solo los necesarios pero ¡Eso es el karma del día a día ordenado por usted! En realidad, la panacea que recibimos todos aquí ¡Si ya sé! No debo decir “todos” sino yo.

– Es muy peligrosa la acusación que expone ¡Ponerme preso! ¿Por qué? Observo que sabe mucho sobre tratamientos psiquiátricos…

– Trabajé en Inteligencia, supongo que eso le dice algo…

– Me dice que no le sirvió de mucho, fíjese que está aquí adentro conmigo ¡No pudo escapar! recalcó fríamente ¿Qué otra cosa podría decirme?

– En realidad, no tiene idea. Lo que sucede aquí es tan torpemente evidente que no hay que ser muy listo para detectarlo. Su arrogancia le hace creer que su dirección es convincente ¡Tiene complejo de Dios! Se cree inmune, salvado ¡Rey de los tres tiempo de cuanto desagraciado llega y queda a su cargo!

– ¿Usted se considera un desgraciado? ¿Preferiría estar en cárcel como traidor?

– ¿Dos preguntas en una? Bueno para la primera le digo que estar cuerdo recibiendo tratamiento como si estuviese enfermo es algo muy grave para usted y para mí…

– ¿Para mí?

– Si para usted, por cierto ¿Hizo el juramento Hipocrático? “Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que les sea más provechosa según mis facultades y a mi entender, evitando todo mal y toda injusticia”

– ¡Y lo respeto! ¿Qué puede comentar del juramento de confidencialidad que firmó?

– ¿El que yo lo haya roto lo exime? ¿De eso se trata?… y antes de que yo llegara ¿Qué? ¿Cuál era la excusa? Porque este desastre médico no tiene treinta días, lo he apreciado 24/7…

– Sr. Alain, recuerde que estamos en su terapia ¡Aprovéchela para usted! No siga saboteándose el momento, evadiéndose, buscando caminos paralelos para no tocar su verdad.

– ¿Será que le molesta que estemos tocando la suya? En cuanto a la segunda pregunta, no tuve opción la prisión o estar aquí. Me equivoqué, no he debido quedarme, he debido huir rápidamente cuando se descubrió quién era “Alain” ¡Irme el día anterior! pero quería averiguar quién me había delatado, lo supe pero tarde cuando tenía pocas opciones, me denunció un compañero, pequeña rata de laboratorio, pero todo eso usted ya lo sabe…

– ¿Cómo podría? Sr. Alain, quedó algo pendiente y no deseo pasarlo por alto, dijo que me pondría preso…

– ¿Qué le parece si le digo que usted mismo está siendo espiado? ¿Lo sabía? Su teléfono, direcciones IP, correos electrónicos y más, mucho ¿Le parece causal que los sentenciados de cualquier cacareado caso terminen aquí, en sus manos? ¿Cree que no sé lo que está pasando? Usted es cómplice en todo este proceso lo que no sabe es que también es víctima. Esta no es una terapia es una investigación para sacarme lo que sé, averiguar la magnitud del peligro que represento ¡Todo está claro! Le cuento algo que le va a interesar, yo, personalmente, solía investigarlo.

– ¿Qué dice? Amenazarme muestra la ira que lo domina ¡Cambiarle el tratamiento está completamente justificado! Además lo aislaré, no tendrá contacto nadie, solo conmigo…

– ¿No era una depresión mayor? ¡Ahora soy peligroso! ¿Cómo se lo explico? Sé que mantuvo relaciones forzadas con el paciente de la habitación 48-F, el mismo que recibió tanto Electroshock indicado y supervisado por usted mismo ¿Recuerda? Le suspendió la “terapia” cuando le quemó el cerebro completamente y lo dejó como un vegetal ¿Por qué? ya estaba hablando y lo estaban escuchando ¿Qué pasó con el Juramento médico que hizo? ¿Olvidó  la sentencia que promulga que “A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción, y de lascivia con las mujeres u hombres libres o esclavo”? Si ya sé lo que está pensando… ¡No intente desaparecerme! Así como tengo enemigos tengo amigos, inclusive grupos me consideran un héroe, alguien que sacudió los cimientos de la hipocresía nacional, desvergonzados que en nombre de la libertad, esclavizan. Usted está esclavizado pero lo ignoraba, suponía que yo  estaría a su merced pero los polos cambiaron de rumbo y resulta que… ¡Usted me pertenece! Si algo “extraño” me sucede, he dejado órdenes, claras y listas para hacerse públicas. No hablé en un mes porque lo estaba esperando ¡Visualicé ese rostro exactamente como lo estoy viendo! Son demasiadas barbaridades que las usted promueve y apoya, solo en este mes han fallecido cinco ancianos exactamente por el mismo motivo “síndrome neuroléptico maligno”  pero como los familiares los han olvidado, a nadie le importa su muerte y menos la causa, más bien los alivia.

El Dr. Truth se había puesto pálido, se le congelaron las manos cuando le comenzaron a temblar.

– Bueno, ya que nos estamos entendiendo, le sugiero que me suspenda “los jugos de toronja” , necesito organizar “qué haremos y cómo”, claro sin prisa, trabajando en equipo seguro encontraremos la forma idónea de darme de alta y ponerme en un avión… Ah, otra cosa, el paciente de la habitación 48-F, Eduardo, estudió conmigo, formó parte de aquella famosa apuesta, usted no me recuerda, pero vine varias veces antes y luego de su “suicido”… por cierto ¿Me podría explicar cómo se ahorcó si era un vegetal? bueno, tomaré ese silencio como un “no”. La cuestión es que me dediqué a investigarlo en mis ratos de ocio, cuando no andaba husmeando a empresas, países, personas, en fin… Después de muerte de Eduardo su madre y vinimos a hacer los trámites a buscar sus pertenencias, a retirar el cadáver legalmente. Tuve la suerte de encontrar pedazos de papeles escritos escondidos en el rodapié <teníamos esa costumbre, así ocultábamos nuestras evidencias más extraordinarias de los adultos> cuando entré lo recordé inmediatamente, metí la mano y ¡Adivine! Allí estaba la verdad verdadera expuesta gran coherencia, detallando fechas, acontecimientos, cómo se aprovechó él y lo mejor o lo peor, depende ¡Una media con muestra de fluidos masculinos! ¿Pasará la prueba del ADN? Nuevamente, tomaré este silencio como otro “No”… ¡Tan solo estaba deprimido, intentó suicidarse en su casa porque no conseguía superar la muerte de su padre! Lo internaron aquí para que lo tratasen profesionalmente, le asistieran, le tendieran una mano salvadora… pero usted lo enfermó, se ensañó, lo acosó y algo más ¿Cierto? Tomaré su silencio en este caso, como una declaración afirmativa ¡Si hubiese sabido lo que sé ahora! Mi amigo…

– ¿Por qué no me denunció? ¡No le creo nada! dijo con ira el doctor aflojándose la corbata y se desabotonándose el cuello…

– Su lenguaje corporal dice lo contrario… Ah, se me olvidaba, también tengo su constante participación en los sádicos chat que tanto le gustan ¡Increíble tantos pervertidos “decentes y funcionales” que hay en el mundo! ¿Le sigo diciendo por su nombre? o prefiere que lo llame por su alias… ¡Dr. Hot!  ¡Que sexy!  La psiquiatría es un poder, uno de tantos, supongo que no es necesario explicarle qué significa cuando se ejerce con crueldad.

El doctor tenía los labios blancos, los ojos perdidos y nadie le había inyectado nada…

– ¡Ah, estimado Dr. Hot! Recuerde, fuimos cuatro los que participamos en aquella apuesta. Si sabe contar…

Scarlet C

“Cuanto más secreta o injusta es una organización,
más miedo y paranoia inducen las filtraciones en su liderazgo”

Julian Assange

surrealartworks16

Imágenes: http://www.taringa.net/posts/arte/14227666/Imperdible-50-Obras-de-Arte-Surrealista-Muy-creativas.html
http://www.nacion.com/ocio/farandula/Bienal-Venecia-miradas-polemica-surrealismo_0_1345465662.html
Cita 1: http://www.proverbia.net/citastema.asp?tematica=76
Cita 2: http://es.wikiquote.org/wiki/Crimen_y_castigo
Cita 3: http://listas.eleconomista.es/politica/2600-10-frases-sobre-wikileaks-de-julian-assange
Fuentes: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a682180-es.html http://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-sindrome-neuroleptico-maligno-asociado-haloperidol-13013394
http://es.wikipedia.org/wiki/Juramento_hipocr%C3%A1tico
http://www.dw.de/alemania-tambi%C3%A9n-pudo-ayudar-a-la-nsa-a-espiar-a-austria/a-18422658
http://translate.google.co.ve/translate?hl=es&sl=de&u=http://www.spiegel.de/&prev=search

Anuncios

Un comentario en “Treinta días de 24/7

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s